II Cross Peña del Tren, bienvenidos al infierno.

 Puede sonar muy peliculero, pero con esta frase nos saludaban nada más llegar al pueblo. Yo pensaba que era por el nombre de la plaza donde comenzaba la carrera (Plaza del Generalisimo), pero no, era más bien por la nieve, la lluvia, el frío, etc...


  Primero llegar al pueblo (Torneros de la Valdería) ya tenía su guasa, a no mas de 60 km/h y con cuidadin del hielo de la carretera. A esta velocidad y solo veo un coche por el retrovisor, seguro que me tomo un café y me vuelvo para casa.

  Nada, que llego al pueblo y me cuesta hasta aparcar. Menuda panda de descerebraos. Esto tiene toda la pinta de que no hay marcha atrás. Si hasta alguno está de corto.

  En la organización me comentan que el primer avituallamiento está a 4 km, así que me decido y si me encuentro mal me vuelvo al pueblo, que llevo tres días a frenadol y tampoco es plan de hacerse el valiente.
  10 minutos para la salida y aparecen Carmelo y Amaya, menos mal, alguna cara conocida a la que llorarle mis penas dentro de 2 o 3 horas. Suenan las gaitas y el tamboril y esto ya no tiene remedio.
  Después de los primeros km y justo antes de la cota más alta, empieza a jarrear de lo lindo aliñado con sus buenas rachas de viento. Totalmente calados, aquí nadie pierde el tiempo, si te paras, te paras para siempre, así que cabeza gacha y a por todas.
  En la primera bajada (la fácil), los bastones me salvan de dos o tres galletas. En pocos minutos se nota el descenso, empieza a "templar" y la lluvia cesa, todo un descanso. La carrera continua al tran tran, sin prisas, dejando lo mejor para el km 15, un cortafuegos cargadito de nieve, hielo y una caída tras otra.
  Pasa el tiempo y la meta ya está cerca. Un tiempo de 2 horas 35 minutos me parece más que justo para la intención con la que empezamos.
  Gracias a la organización por una carrera tan chula, merece la pena repetir. Cambiar la isotónica de meta por unas sopas de ajo todo un acierto.

Páginas vistas en total