CATANDO GREDOS. 23 de octubre.

No se por qué, pero Gredos siempre me ha parecido que está muy lejos. Pero un día teníamos que visitarlo y que mejor manera que con una carrerita. Dividimos la expedición entre andarines y patafinas, con la intención de vernos para comer en la Laguna Grande. Pero ya se sabe que para encontrarte con alguien en el monte, es mejor no planearlo. Como no podía ser de otra manera coincidimos ya de vuelta en el parking con ganas de comer las sobras de nuestros compis. Gredos espectacular pero bastante seco para estas fechas y alguna que otra torcedura fue el balance de un día estupendo. Volveremos, pero mejor con otro plan que caminos pocos y pedruscos por todas partes.

Páginas vistas en total