II Cross Peña del Tren, bienvenidos al infierno.

 Puede sonar muy peliculero, pero con esta frase nos saludaban nada más llegar al pueblo. Yo pensaba que era por el nombre de la plaza donde comenzaba la carrera (Plaza del Generalisimo), pero no, era más bien por la nieve, la lluvia, el frío, etc...


  Primero llegar al pueblo (Torneros de la Valdería) ya tenía su guasa, a no mas de 60 km/h y con cuidadin del hielo de la carretera. A esta velocidad y solo veo un coche por el retrovisor, seguro que me tomo un café y me vuelvo para casa.

  Nada, que llego al pueblo y me cuesta hasta aparcar. Menuda panda de descerebraos. Esto tiene toda la pinta de que no hay marcha atrás. Si hasta alguno está de corto.

  En la organización me comentan que el primer avituallamiento está a 4 km, así que me decido y si me encuentro mal me vuelvo al pueblo, que llevo tres días a frenadol y tampoco es plan de hacerse el valiente.
  10 minutos para la salida y aparecen Carmelo y Amaya, menos mal, alguna cara conocida a la que llorarle mis penas dentro de 2 o 3 horas. Suenan las gaitas y el tamboril y esto ya no tiene remedio.
  Después de los primeros km y justo antes de la cota más alta, empieza a jarrear de lo lindo aliñado con sus buenas rachas de viento. Totalmente calados, aquí nadie pierde el tiempo, si te paras, te paras para siempre, así que cabeza gacha y a por todas.
  En la primera bajada (la fácil), los bastones me salvan de dos o tres galletas. En pocos minutos se nota el descenso, empieza a "templar" y la lluvia cesa, todo un descanso. La carrera continua al tran tran, sin prisas, dejando lo mejor para el km 15, un cortafuegos cargadito de nieve, hielo y una caída tras otra.
  Pasa el tiempo y la meta ya está cerca. Un tiempo de 2 horas 35 minutos me parece más que justo para la intención con la que empezamos.
  Gracias a la organización por una carrera tan chula, merece la pena repetir. Cambiar la isotónica de meta por unas sopas de ajo todo un acierto.

46 B/SS. Sol, lluvia, más lluvia y algún chuleton.

  Estupendo fin de semana del que sin duda tendremos futuras visitas. Un lujazo chicos. Ese Moncho, un máquina, seguro que la cinta donde corre tiene truco. Lleva dos de dos y esta vez terminó de una pieza, sin recurrir al chorizo a la sidra para ahogar sus penas, jaja.
  Chicas, queda un año para la próxima, si no hace sol no queda otra que correr, que es menos sufrido que aguantar bajo la lluvia a un puñado de trastornaos.
  Muchas gracias por todo, lo pasamos pero que muy bien.

B/SS, entre pinchos y isotónicas.

Ya en las puertas de la visita a SS y de un fin de semana guapo guapo. Como aperitivo antes del día D, el vídeo de la organización.

CROSS DE LA CUERDA LARGA

  Llegó el día y tras varias semanas pensado como ir, al final toca la operación madrugá. 5:00 am y despierto a mi hermano que aún no entiendo como es capaz de levantarse a estas horas sólo por acompañarme. Pocas horas de sueño, tiritona a 4 grados, tres horitas mirando al monte y devolverme sano y salvo a casa, en definitiva, el planazo de fin de semana.  Espero que no lea esta entrada, porque tal vez no vuelva.



  Tres GPS para llegar al Puerto de la Morcuera (1800 m) y como no podía ser de otra manera, nos perdemos de camino.  Bueno finalmente llegamos, un frío que pela y José que aparece en el aparcamiento con su dorsal, pero con la intención clara de no correr. Tan decidido le ví que no insistí. Bueno, será por carreras.


  
  Recojo el dorsal y rebusco una botella de plástico vacía para beber por el camino ya que algo se me tenía que olvidar para no perder la malas formas. Finalmente camino de un contenedor otro corredor me pasa una botella que yo reciclo en un instante.

  Salida y a darlo todo. El frío es soportable y poco a poco vamos cogiendo altura en busca de la cuerda hasta coronar La Najarra y después Los Bailanderos (2100 m). Aquí se terminó el agradable fresco para empezar a abonar con moquillo toda la sierra.  Recuerdo ahora un maletero lleno de guantes, cortavientos, mallas largas etc. 



  El freski presente durante toda la carrera parece que hace mejorar los tiempos a cualquiera que no quiera acabar tieso.  Por delante queda Cabezas de Hierro (2300 m) y Bola del Mundo a 3 km de meta donde algún grado más y los ánimos del gran mogollón de gente, te llevan en brazos hasta el refugio de Navacerrada donde está ubicada la meta.


  Ya en la misma meta con un tiempo de 3 horas, un corredor me dice que le había quitado su dorsal. Yo con cara de poker y pensando más en la isotónica de turno, le hago el caso justo. Tras revisar la inscripción, veo que tenía razón. Ya lo siento, pero a mí que me registren. Creo que es la primera vez que no me piden el DNI para retirar el dorsal. Es el único pero a la organización, porque creo que gracias a ellos, otros lo pasamos de miedo.

  Ya a la 13:00 con el estómago algo regulero nos vamos directos para Salamanca. Ni a un mísero bocata invité a Carlos después de su paliza particular. Bueno, le compensaré con una ruta chula de bici y una comida a su altura.


PEÑAS DE VALDESANGIL

   Tan cerca de Valdesangil y sin una visita para recordar viejos tiempos  en el sector callejón con su "descanso del guerrero" y su imposible "maldita gravedad". Pero esta vez va a ser diferente. El amigo Pedrito quiere darle a eso de escalar y yo encantado.
  Pero como ningún plan es perfecto, Pedro no pude a última hora y tendremos que dejarlo para otro día. Buscando algo alternativo, queda lo de siempre, CORRER.
   Saliendo de la plaza de la iglesia, la idea es rodear los tres montes que están en esta zona. Los desniveles no son muy elevados pero tiene la ventaja que siempre vamos entre bosques y prados. No fue la salida de mi vida, abrigándome a una retirada cobarde por el tamaño de los zarzales., pero evitando  esa zona merece la pena repetir.


No puedor, no puedoor, jor, jor! Que pupitaaa!



  El paseito para rodearlos nos regala  unos 5 o 6 km. más y parte de ellos por carretera,  que con lo que llevo ya en las patas no me hace gracia precisamente.
   En cada salida se aprende, aunque la lección sea no volver a pasar por ese condenado sitio. Ya lo dijo un paisano listísimo: "No hay atajo sin trabajo".


CIRCULAR A PEÑA NEGRA

De nuevo en marcha con la morriña de de Fuentes Carrionas, que tres años no se pasan así como así. Allí quedan buenos amigos y ganas de volver a verlos no tardando mucho. Primero en el Puente del Pilar y después entre pincho y pincho en la Beobia-San Sebastian. Hasta el reencuentro un abrazo a todos (Elvira no llores, que te conozco).
Mientras tanto a ponerse en marcha que comenzamos nueva temporada. Miro por la ventana del palacio (que culpa tendré yo de trabajar en un edificio viejo) y desde arriba Peña Negra que me dice "ven pa ca". Pues nada, el jueves a eso de 10:30 a mirar San Wikiloc y buscar una ruta circular para la primera carrera por la zona.

Dejo el coche en el albergue de Llano Alto y darle caña. El día está muy feo,  con nubes bajas y viento que deja la visibilidad  justa para no confundir las vacas con peñas.

Tras 20 minutos y el primer avituallamiento de unas moras tan grandes como puños, comienza la subida una vez dejado atrás los bosques de pino y castaños. Ahora toca monte pelao casi hasta la cima.

Hora y pico después llego al collado (1620m.). Solo quedan 15 metros de bloques de granito para la cumbre, pero será otro día más despejado,  que "subir pa na es tontería".

Enfilo la bajada camino de la Peña de la Cruz.  Tras cruzar varias sendas marcadas con bonitos carteles de madera que guardo en la memoria para recorrerlas en otra ocasión, llego a  la Peña.  Un rápido vistazo a Bejar desde el mirador  y en 10 minutos más cuesta abajo estoy de nuevo en el coche para llegar a comer a casa.

Mas o menos 2 horas para hacer 17 km disfrutando y apuntar la ruta para hacerla en bici,  eso si,  en sentido contrario para que las trialeras salgan de bajada, que tonticos lo justo.









MM Bascones de Ojeda. Mi día de San Martín.

Después de afrontar la Integral del Valdecebollas, parece que cualquier otro reto por debajo de sus 42 km es pan comido. Dos días antes, veía la posibilidad de seguir bajando las marcas como hasta ahora, está claro que cada carrera es diferente y esta me lo puso bien clarito.
Llego 40 minutos antes, con tiempo para calentar y ya tengo malas sensaciones. El estómago digiriendo la cena de la noche anterior (está claro que no es lo mismo un puré que un chuletón), mala noche y 37 grados a la hora de la carrera pusieron la puntilla a la primera vez que no he disfrutado en una carrera.
Dan la salida y me sitúo dentro del grupo de los 10 primeros. A partir de ahí ya solo me quedaría perder puestos de forma escandalosa. Los 2 km primeros a 4:20, no está nada mal, pero no cojo el ritmo. Empiezo a estar bastante incomodo con la sensación de haberme tragado un ladrillo. Veo como me pasan, y a con grupo intento engancharme. Es imposible, no aguanto ni 100 metros.
En el kilómetro seis se vuelve a pasar por el pueblo, veo el choche y es la primera vez que se me pasa por la cabeza dejarlo. Me parece tan increíble que continuo pensando que poco a poco me encontraré mejor y empezaré a recuperarme.
Volvemos a pasar por la carretera y una larga recta de 5,5 km nos lleva hasta Oteros de Boedo . Se hace muy monótono y entro en el pueblo. Llego al avituallamiento y me siento rendido, harto, aburrido, con el estómago fatal y con algo de dolor de cabeza. Esto último es lo que empezó a preocuparme. Me paro y agradezco una silla que me ofrece la chica del agua, y como son las cosas que en 5 minutos me pongo a correr otra vez sabiendo a que a los 2 km esta el siguiente pueblo. La verdad es que me encuentro bastante mejor y salgo a mejor ritmo, paso a un par de corredores, empieza una nueva carrera para mí y todo ese rollo de automotivación. Pero cuanta tontería, cuando uno está mal no le arregla un asiento y 5 minutos, ahora estoy más cansado y 2 km más lejos de la meta.
La última parte es una pista que lleva hasta meta, en unos 8 o 9 km de sufrimiento donde tengo que ponerme a andar alguna que otra vez. Llego a plantearme que a la carrera de Pradoluengo va su tía, que esto no va conmigo. Entro en meta con un crono, atención, de 2:22. Y yo que me puse como meta bajar de 1:40. No puedo con la vida, no he estado tan mal nunca, si hoy me hubiese ido a Arija a hacer kite, a esta hora estaría tomándome una cerveza en Aguilar más feliz que Ricardito.
Coca cola, cambio de camiseta y recogida de recuerdos de la organización para volverme a casa con la cabeza gacha. A los pocos km tengo cobertura y llamo para quedar en Saldaña, no me veo capaz de llegar solo hasta Sahagún. Ganas de echar la papilla y mucho sueño. Esperando mis asistencias voy mejorando y solo va quedando el cansancio. Llega Marta y Emi, recogen lo que queda de mí y me gano la merecida charla que se da en estas ocasiones. La verdad es que no fue demasiado dura gracias a la cara que debía tener pero prometiéndome seguir una vez mejorase.
Ya es domingo, recuperado al 80% y todo se ve de otro color. El verano se termina y no es cuestión de irse con tremenda derrota, así que quedan 15 días para la carrera de Padroluengo y espero estar a tope. Eso sí, me cuidaré en condiciones, entrenaré como se debe (o casi) y prometo portarme bien si las cosas van mal.

SUBIDA AL PICO MURCIA, 18 de julio.

Tras la resaca de la Integral del Valdecebollas y tras algún día de rodaje por Aguilar tocaba un paseíto por la montaña de la mano de Elvira y Álvaro, que como buenos conocedores del entorno nos cambiaron el Curavacas por el Pico Murcia. Buena elección, inmejorables vistas y el deseo de Marta de ver un corzo por fin cumplido. Aunque según Álvaro, no cuenta porque el pobre estaba sarnoso perdido.





La salida comienza en Cardaño de Arriba y por una pista sube poco a poco por el valle que sale a la izquierda. Ya dentro de este valle vemos en toda su pendiente el pico Murcia al que ascendemos siguiendo dos tramos de zetas con las que conseguimos altura en poco tiempo.


La cima a 2358 m. y con un día muy despejado, nos lo tomamos con calma y aprovechamos para descansar y hacer planes para futuras salidas, pues desde este punto se puede organizar caminatas para tenernos un par de años sin parar.




La vuelta la hacemos rodeando el valle por la derecha a través de la cresta para finalmente caer de nuevo a Cardaño de Arriba, siguiendo la teoría del camino más corto es la línea recta. Después de resbalones, pedregales, arañazos … llegamos al coche.


Nos vamos hacia Camporredondo en busca de nuestro merecido premio: jarritas de cerveza con limón y picoteo. Chao.

INTEGRAL DEL VALDECEBOLLAS 2010


Muchos nervios la semana previa y por fin llega el 4 de julio. Las 6:00 am y ya estoy dando vueltas por la casa. Repaso del material y a despertar a mi hermano para que me acerque hasta Barruelo. Según salimos a 7 km vemos un accidente de un coche que atropella a un corzo, mala suerte para el pobre bicho y para los del coche que también madrugaron para la carrera.

Ya en el pueblo ambientazo total con la gente recogiendo los dorsales. Cafetito y a la salida. Allí me encuentro con Carmelo pero no volveré a verlo hasta 7 horas después, cómo vuela, pa mí que no solo son las 2xu.



Cronica paso a paso:

PISCINAS (5800):
Estos primeros km no los conocía porque al ver el perfil parecía un mero trámite, pero pese a que no tiene gran desnivel, es un sube y baja con mogollón de embudos y una zona de escombreras de carbón que recuerda más a Lanzarote que a Fuentes Carrionas. Total, no tengo ritmo y empiezo a pensar que es la parte más fácil y ya voy petao. El cuádrices empieza a dar avisos. No me lo puedo ni creer, y aún estamos en el km 3. Pues eso, como no me lo creo, pensamiento positivo y al ataque que me espera Manu en el 28, dejarlo antes ni de coña.


MATA DEL FRAILE (10800):

Empezamos la subida y me uno a un grupito de 6 corredores. Hace dos semanas pasé por esta zona y estaba totalmente encharcada, ahora no está mucho mejor, pero vamos poco a poco y las sensaciones van mejorando. Ya estoy en Brañosera y empieza a ponerse la cosa más fina. Menos mal que vamos a la sombra por un bosque impresionante. Como la idea es no hacerse el fuertote saco los bastones que para algo voy cargado con ellos.

CHOZO DE PAMPORQUERO (16600):
Justico de fuerzas y encima me desvio. Menos mal que un corredor que estaba más atento pasa de mí y va por el camino correcto. Pues a corregir y "pa lante". A 200 metros nuevo control donde reponer fuerzas y controlar como vamos para el tiempo de corte. Calculo que lo pasaré con media hora por delante, así que a dosificar que queda lo mejor.

EL TORREÓN (21150):
Llego justo a las 11:00, así que me lo tomo con algo de calma. Las vistas inmejorables del Parque de Fuentes Carrionas y ni rastro de Quico que marchó 10 minutos antes. Cachis yo que esperaba una foto de cima. No me va a quedar otra que seguir corriendo. Como voy mejor de lo esperado, empiezo a fantasear con que mi meta va a estar más lejos de la Collada.

Ahora toca la zona de menos desnivel, pero con un firme desastroso, lleno de lajas que hacen la carrera muy lenta y de mucha precaución por los tobillos.

Kilómetro 27 y solo queda uno más cuesta abajo para encontrarme con el peque que me espera en el avituallamiento. Fuerte desnivel donde las rodillas se quejan pero aguantan.


LA COLLADA (28500):

Hasta aquí, objetivo cumplido, pero va a ser que no, que aún puedo dar guerra. Me paso casi 15 minutos con la familia, hasta que Carlos me dice: Lárgate ya, ahora que puedes. Pues nada, salimos para Salcedillo, unos 4 km por zonas de pasto donde me llevo de propina dos torceduras sin consecuencias.



SALCEDILLO (31200):

Estos 4 km cuesta abajo me han pasado más factura de lo que pensaba, si me lo cuentan en la Collada no me hubiese creído que ahora estaría así. Así que más gominolas, más sandía, mucha agua y de nuevo con fuerzas.

Tomo la decisión de dejar la mochila y los bastones. La mochila vale, pero con los bastones la preparé bien gorda.

Toca la primera subida. Hace 5 días este sector lo pasé a trote rápido sin problemas, hoy puedo andar rápido y gracias. Salgo del bosque casi a la altura de los molinos y me encuentro a uno de la organización que me indica que ahora toca para abajo. Menos mal, a correr de nuevo. Me controlo con el GPS y veo que estoy en tiempo. Continuo convencido de que llegaré pero me queda la última subida (a partir de aquí la pasaremos a llamar: "la cabrona infinita ") .


VALVERZOSO (37400):
Pues a luchar con lo peor. Pregunto cuántos han pasado en el último control y me dicen que 50. Me motivo mogollón pero ahora sufro hasta andando, ni pensar en correr. Los bastones, los bastones, los bast.... Voy tan lento que otro corredor al que llevaba un buen trecho me adelanta y eso que también va caminando. Pronto le pierdo de vista. A este paso no sé como no aparece nadie más detrás. Más tarde me entero de que de 90 solo entramos 54.
Con un calor del quince llego por fin a los molinos y sintiendo la meta a 2 km.


LA ESCALERILLA (40500):

Algo de agua en la fuente de la Escalerilla y de nuevo cuesta abajo. A correr que no queda nada. Algún despiste y algún tropezón y entro en el pueblo.


META (42200):
6:40 horas, casi 5000 metros de desnivel acumulado y con mejor cara de la esperada veo junto al hinchable a los mios. El cansancio ni se nota, mucha alegría. Mi apuesta era 10 a 1 y mira tú gano el 1.



Después de la ducha a la comida organizada en el Barrio de San Pedro. Por allí anda Amaya y Carmelo. El tío se marcó un tiempazo, entrado en el puesto 15, con razón no podía seguirle el día que corrimos juntos.

Felicitar a Club de Montaña La Escaleriila. Gran carrera, espero que se repita muchos años.



RESEVA DE SAJA

Llegó el gran día de la ruta en la Reserva de Saja. Quico ya llevaba tiempo con ganas de darnos esa vueltita que el recordaba algo durilla. Como se notan los añitos majete. Ese algo durilla terminaron siendo 68 km y nueve horas más tarde que nos dejaron el trasero como la bandera japonesa.
Tocan las 8:00 y Sergio pasa a buscarme por casa. Quico ya nos espera en Barruelo para guiarnos hasta el Puerto de la Palomera, inicio de nuestra ruta.
Dejamos los coches. Punto de salida a 1200 m. y comenzamos por una pista para durante todo el día rodear las cabeceras del Nasa, Saja e Hijar.
Poco a poco y con una temperatura en su punto vamos subiendo hasta los 1600 m. para luego bajar por un bosque de acebos y hayas rodeados de chozos y de algún que otro senderista.



Tras unas cuantas subidas y bajadas llegamos al pintoresco pueblo de Urzayo, donde tras un respiro seguimos por carretera hasta el embalse de Cohilla. Este punto merece una parada para ver las caídas de agua con un embalse al 100%.

Seguimos sorteando la tormenta, que parece que hace nuestra ruta a una hora de distancia y llegamos a Tudanca , pueblo de interés histórico en donde comemos y descansamos tumbaditos junto al museo de la localidad. Por otro lado da el nombre a la raza de vacas que se encuentran por todo el Saja.

Primeros treinta y pico km y primeras gotas que nos sacan de nuestra sobremesa de barritas y minibocadillos. Ahora empieza lo duro. Primer desnivel potente por una pista de 8 km y 700 metros más de altitud nos dejan en una parte de una calzada romana, donde en su día pasarían hasta cuádrigas, pero hoy tenemos que hacerla andando de los socabones que tiene.

No todo es sufrir y va llegando lo bueno. A cañón por un tremendo bosque de hayas hasta el fondo del valle. Un sitio que merece la pena para caminar, porque en bici o se disfruta la bajada o las vistas.

Se acaba la pista, vuelve el llano y tras 1 km de carretera y otra vez a subir. Desnivel más suave pero que no se acaba nunca. Casi dos horas de subida más y por fin los coches. Muy duro pero mereció la pena, seguro que repetiremos después de los dolores.

SENDA DE LOS ABADES. 19 de junio.

No solo se vive de desniveles, así que a darle al "descanso activo".

La siguiente ruta la empecé sin más y cuando estaba por la mitad, me encuentro un cartel de esos de madera, que parecen que los regalan, y resulta que tenía nombre y todo.

Saliendo de Sahagún y recorriendo la margen derecha del Río Cea, se llega por pista hasta San Pedro de las Dueñas. Desde aquí hasta Grajal de Campos, para volver a Sahagún entre los campos y choperas que encontramos junto al Río Valdeladuey.

17 km más o menos que puede estar bien para hacerla en bici con los más pequeños.







LAKUNTZA-ARLAR aupa,aupa!! 12 de junio

Vamos a ir subiendo las apuestas. Es sábado por la tarde y aunque la cosa pinta con muy mal tiempo, quedo con Jose en Burgos para ir hacia Navarra, a correr la Lakuntza-Aralar.

Primero un paso "obligado" por Decartón, donde sorpresa sorpresa, me encuentro con Vidal, coleguita del blog. Bueno, el siguiente paso es vernos en el monte, que queremos ir poco a poco, jaja.

El tiempo sigue chungo y por un momento hasta pienso que se anule la prueba, se nota que soy un primavera en estos lances y no me entero donde de meto. La distancia son 28,5 km. Si, ya se que es demasiado cuando nunca pasé de 21 km. pero en algún momento tenía que tocar. Nada más llegar al pueblo nos vamos a por los dorsales y nos damos cuenta que ya han oído hablar de nuestros logros por estas tierras, pues al decirle los nombres comentan !!Ah los de Aguilar!!. Creo que pensaron, estos que son de fuera seguro que son unos máquinas, cuidadito con ellos... .



Después de una noche de muerte por el filetón que cenamos, nos levantamos y vemos como la cosa se va animando. Tan solo faltan 30 dorsales de recoger de 270. La estrategia es clara, salir los últimos y así nunca perderemos posiciones, a lo F1.

Dan la salida y creo que me confundí de carrera, pues la peña sale como si fuese un 10000. Como corren estos pájaros.

Comenzamos con 1 km de asfalto para seguidamente entrar en el monte. Primero algo de pista para luego entrar en senderos todo embarrados. ¿Será esto lo que llaman terreno técnico? Pues va a ser que no, que eso tan chungo está más adelante.

Entre carreritas y paso rápido vamos superando el desnivel por un paraje impresionante de bosque y praderas entre la niebla. Pasando el primer control, ya casi en la zona más alta, nos perdemos 10 minutos por la falta de visibilidad, lo que nos faltaba, 2 km de más, por si no eran suficientes.

Queda el cresterio antes de la soñada bajada, parece que nunca va a llegar. Esta zona si que es más complicada, subida, rocas húmedas, perderse de nuevo, etc... pero se acerca la cima y vamos sacando fuerzas poco a poco.

Ya solo queda bajar entre espectaculares bosques, que bien merece otra visita con la bici. Algo más de barro y alguna pista más se ve ya la carretera por la que en hace más de 3 horas empezamos esta aventura.

Meta final en 3:45 y que para ir más rápido que en la Tebaida, quedamos en un puesto bastante peor. Solo queda los pinchos de chistorra y el sorteo donde me tocó 6 litros de rica leche navarra. Buenas sensaciones para subir 7 km más, que seguro que es por los analgésicos para la muela y no de los entrenos.

El próximo año no nos pilláis pajaritos, aupa aupa !!

LOS TEJOS OTRA VEZ... 3 de junio.

Pues otra vez en Tosande. Jueves y aprovechando que salgo un poquito antes del curro, vuelvo al valle de los tejos. La idea es salir por Ruesga, así que dejo el coche en el aparcamiento y a darle a las patas que esto promete. El día esta nubladillo, cosa buena en esto de correr y nada más llegar a la subida a los tejos, me emociono y tiro para la izquierda, para ver de nuevo los arbolitos. La subida dura, con bastontes y paraditas para ver los corzos que se cruzan.
Ya una vez en el mirador solo queda disfrutar de la bajada hasta el fondo del valle, así que a darle caña (y tres días de dolor de rodillas por "motivao").
Toca de nuevo subir hasta Recuencos desde donde se ve el embalse de Ruesga y el Parador de Cervera. tras media hora enfilo por el Camino de las Calicatsa llegando al pueblo.
Solo queda cruzar el río y tras pasar por las Canchas de Cirigolla, enlazar con la pista que la semana pasada me descubrio Álvaro por el Valle de Almanza y volver de nuevo al coche que ya está bien por hoy.
El solo queda, al final fueron 50´ más. Me temo que debo mirar con más atención el mapa para otra vez.
Que coño !! fue cojonudo.







MM de Ciudad Rodrigo. 30 de mayo.

Aprovechando el fin de semana en Salamanca, habrá que darse un salto a tierras farinatas para un medio maratón que me parece que no va a seguir la racha de mejorar los tiempos de las últimas carreras.

El día antes con Emilio y Juampa, entre jajajas y cañas el tiempo pasa rápido. Es hora de irse a casa o pasar de correr al día siguiente. Me inclino por la primera opción no teniendo muy claro cual es mejor para mí salud.

Madrugón para un domingo y con Carlos salgo para Santi Spiritus que es el pueblo de donde sale la carrera para finalizar en la Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo. Toca cortadito en un bar con una conversación animada con los fiesteros locales que llevan toda la noche dándolo todo. Uno de ellos pide un acuarius contagiado del ambiente deportivo pero rápidamente cambia por una cerveza no sea que con la mezcla le siente mal.

Bueno, la carrera con un calor bestial y con el objetivo de llevarla a 4´30´´ para mejorar la marca. Los últimos 1500m con tres rampas duras duras dan ganas de abandonarse pero aunque he ido algo más lento de lo que pretendía, veo que aun puedo mejorar la marca.
Cruzo la meta en 1:39:47, objetivo conseguido. Las bebidas de la bolsa del corredor duran 0,2"" y sorpresa, también hay un farinato que tendrá que esperar pero que tampoco dudará demasiado.




CAMARERO...!! UNA DE TEJOS. 25 de Mayo.

Martes de nubarrones y que si salgo que si no salgo. Bueno pues llamo a Álvaro que así quedando no me queda otra, que luego siempre me arrepiento. Que pasa Álvaro, ¿una carrerita por Tosande?
Pues a las seis salimos desde una pista que sale entre Cervera y Vado que sube paralela a las vías del tren. El campo esta guapisimo con el arranque de la primavera y con la tormenta a punto hay una temperatura muy buena. Llegamos en 20´a la senda marcada cruzándonos con las vacas cansadas de ver tanto paseante por esta zona. Llegamos a las hayas y después de unas fotucas empieza a ponerse durillo. Me pongo a paso rápido mientras Álvaro reduce a un trote cochinero que ya quisiera yo "pa" mí.
Espero que todo el que visite esta zona no se salga de la senda marcada, sería una pena que algún día no disfrutemos de un lugar tan espectacular por las malas artes de 4 degeneraos que no aprecian lo que tienen (además gratis).
Ya desde el mirador, bajada rápida por una alfombra de hojas que agradecen nuestras rodillas. Tampoco faltó los dos mastines de rigor, donde Álvaro demostró los capítulos vistos del Encantador de perros y para finalizar notita de Cristina en el coche invitándonos a la carrera de las trialetas a las ocho en Aguilar.
En total 12 km que dejan con más ganas, así que para la próxima semana repetiremos pero saliendo por Ruesga.





CASCO, CASCO, CASCO.

Manu empieza a preocupar. Una cosa es que me mole que le guste la bici y otra que cuando se despierta por la mañana, en vez de pa pan y agua, dice insistentemente "casco casco" tocandose la cabecita.
Así que vamonos de paseito. Empezamos con la subida a los pinos de detrás de casa y terminamos en el embalse despues de cruzar la carretera que va a Cervera.
Espero que no tarde mucho en pasar por la moto de plástico, el triciclo y finalmente la bici, porque a este ritmo lo pongo a bajar peso, que va a dejar "baldao".

SUBIDA A PEÑA DE LA CRUZ. 20 de mayo.

Como cada jueves, toca carrera por la zona de Guardo. Esta vez la Peña de la Cruz, donde están los repetidores de Velilla. Comienza por una pista que llega hasta las canteras para luego coger un desvío a la izquierda. Aquí comienza el tramo duro durante un kilómetro, así que por muchos bastones que tenga, no tengo más remedio que dejar de correr. Una vez superada esta zona, volvemos a darle caña hasta la cima. Ya arriba tenemos una vista bien chula de la sur del Espiguete aún nevada a finales de mayo.
Ahora solo queda bajar y me decido por la cara Noroeste, cuidando de ver donde piso, ya que correr pone los cinco sentidos a prueba.
La próxima vez con más tiempo, se intentará hasta Peña Mayor.



A CORRER CON LA QUE ESTÁ CAYENDO.

Otro jueves más y esperando la vuelta a Aguilar tengo un ratito para salir a correr. Hay pocas ganas ya que hace un frío que pela, pero cuando la cabra tira al monte ... Subo por San Miguel y cojo una pista nueva que va rodeando el monte al otro lado del río frente a la térmica. Parece que caen cuatro gotas y ya voy llegando a Velilla, así que la idea de volver por los Campos de la Peña, va a tener que retratarse.
Ya de vuelta por la carretera no puedo creer que esté nevando a 13 de mayo!!

RODEO A LAS TUERCES - 11 de mayo.

Ya hace un mes desde mí primera carrera por la zona de las Tuerces y me quedé con ganas de plantearla un poco más en serio, pues el recuerdo de la última vez no fue nada bueno. Como resumen decir que tarde más de una hora al tiempo previsto por ir improvisando cualquier caminillo que se me cruzaba. Terminé andando, sin comer a las cinco de la tarde y con Marta algo preocupada.
Por eso esta vez me acerqué en coche hasta Villallano y cogiendo una pista, subí a la zona más elevada y dejando el pinar a la izquierda llegué hasta el Castillo de Gama, para luego pasar por las zonas de escalada del Castillo y Recuevas.
Finalmente ya en la carretera en 15 minutos estaba de nuevo en Villallano , esta vez sin ningún imprevisto. Así que toca comer que son las cuatro y Manu a punto de despertar.
Una pena las fotos, que entre el día feo y que son de movil no quedaron muy bien.





APROXIMACIÓN AL KM. VERTICAL. -1 de mayo.

Y ya van dos. Esto de llamarlo aproximación que conste que me lo enseñó Álvaro. Una forma elegante de decir que no logramos acabar lo que la noche antes, un poco chispas y muy motivados planeabamos para el día siguiente.
Bueno al tema. Dentro de un par de meses tiene lugar la carrera del KM VERTICAL AL TORREÓN desde Brañosera (1200m.) hasta la cima del Valdecebollas (2139m.). En más o menos 8 km. Así que al día siguiente me subo con Carmelo a darle un tiento.
Nos quedamos a una cota de 1800 metros y dejé a mí compa con ganas de llegar. Que bien me vino la excusa de decir que llegaba a casa antes de las 11:00 pues yo estaba ya medio muerto. Eso si, la vuelta también corriendo, que eso ya no cuesta tanto.
www.torreon.branosera.com
Bueno la ruta en el Wikiloc quedará pendiente para el próximo ataque.



Páginas vistas en total