RESEVA DE SAJA

Llegó el gran día de la ruta en la Reserva de Saja. Quico ya llevaba tiempo con ganas de darnos esa vueltita que el recordaba algo durilla. Como se notan los añitos majete. Ese algo durilla terminaron siendo 68 km y nueve horas más tarde que nos dejaron el trasero como la bandera japonesa.
Tocan las 8:00 y Sergio pasa a buscarme por casa. Quico ya nos espera en Barruelo para guiarnos hasta el Puerto de la Palomera, inicio de nuestra ruta.
Dejamos los coches. Punto de salida a 1200 m. y comenzamos por una pista para durante todo el día rodear las cabeceras del Nasa, Saja e Hijar.
Poco a poco y con una temperatura en su punto vamos subiendo hasta los 1600 m. para luego bajar por un bosque de acebos y hayas rodeados de chozos y de algún que otro senderista.



Tras unas cuantas subidas y bajadas llegamos al pintoresco pueblo de Urzayo, donde tras un respiro seguimos por carretera hasta el embalse de Cohilla. Este punto merece una parada para ver las caídas de agua con un embalse al 100%.

Seguimos sorteando la tormenta, que parece que hace nuestra ruta a una hora de distancia y llegamos a Tudanca , pueblo de interés histórico en donde comemos y descansamos tumbaditos junto al museo de la localidad. Por otro lado da el nombre a la raza de vacas que se encuentran por todo el Saja.

Primeros treinta y pico km y primeras gotas que nos sacan de nuestra sobremesa de barritas y minibocadillos. Ahora empieza lo duro. Primer desnivel potente por una pista de 8 km y 700 metros más de altitud nos dejan en una parte de una calzada romana, donde en su día pasarían hasta cuádrigas, pero hoy tenemos que hacerla andando de los socabones que tiene.

No todo es sufrir y va llegando lo bueno. A cañón por un tremendo bosque de hayas hasta el fondo del valle. Un sitio que merece la pena para caminar, porque en bici o se disfruta la bajada o las vistas.

Se acaba la pista, vuelve el llano y tras 1 km de carretera y otra vez a subir. Desnivel más suave pero que no se acaba nunca. Casi dos horas de subida más y por fin los coches. Muy duro pero mereció la pena, seguro que repetiremos después de los dolores.

SENDA DE LOS ABADES. 19 de junio.

No solo se vive de desniveles, así que a darle al "descanso activo".

La siguiente ruta la empecé sin más y cuando estaba por la mitad, me encuentro un cartel de esos de madera, que parecen que los regalan, y resulta que tenía nombre y todo.

Saliendo de Sahagún y recorriendo la margen derecha del Río Cea, se llega por pista hasta San Pedro de las Dueñas. Desde aquí hasta Grajal de Campos, para volver a Sahagún entre los campos y choperas que encontramos junto al Río Valdeladuey.

17 km más o menos que puede estar bien para hacerla en bici con los más pequeños.







LAKUNTZA-ARLAR aupa,aupa!! 12 de junio

Vamos a ir subiendo las apuestas. Es sábado por la tarde y aunque la cosa pinta con muy mal tiempo, quedo con Jose en Burgos para ir hacia Navarra, a correr la Lakuntza-Aralar.

Primero un paso "obligado" por Decartón, donde sorpresa sorpresa, me encuentro con Vidal, coleguita del blog. Bueno, el siguiente paso es vernos en el monte, que queremos ir poco a poco, jaja.

El tiempo sigue chungo y por un momento hasta pienso que se anule la prueba, se nota que soy un primavera en estos lances y no me entero donde de meto. La distancia son 28,5 km. Si, ya se que es demasiado cuando nunca pasé de 21 km. pero en algún momento tenía que tocar. Nada más llegar al pueblo nos vamos a por los dorsales y nos damos cuenta que ya han oído hablar de nuestros logros por estas tierras, pues al decirle los nombres comentan !!Ah los de Aguilar!!. Creo que pensaron, estos que son de fuera seguro que son unos máquinas, cuidadito con ellos... .



Después de una noche de muerte por el filetón que cenamos, nos levantamos y vemos como la cosa se va animando. Tan solo faltan 30 dorsales de recoger de 270. La estrategia es clara, salir los últimos y así nunca perderemos posiciones, a lo F1.

Dan la salida y creo que me confundí de carrera, pues la peña sale como si fuese un 10000. Como corren estos pájaros.

Comenzamos con 1 km de asfalto para seguidamente entrar en el monte. Primero algo de pista para luego entrar en senderos todo embarrados. ¿Será esto lo que llaman terreno técnico? Pues va a ser que no, que eso tan chungo está más adelante.

Entre carreritas y paso rápido vamos superando el desnivel por un paraje impresionante de bosque y praderas entre la niebla. Pasando el primer control, ya casi en la zona más alta, nos perdemos 10 minutos por la falta de visibilidad, lo que nos faltaba, 2 km de más, por si no eran suficientes.

Queda el cresterio antes de la soñada bajada, parece que nunca va a llegar. Esta zona si que es más complicada, subida, rocas húmedas, perderse de nuevo, etc... pero se acerca la cima y vamos sacando fuerzas poco a poco.

Ya solo queda bajar entre espectaculares bosques, que bien merece otra visita con la bici. Algo más de barro y alguna pista más se ve ya la carretera por la que en hace más de 3 horas empezamos esta aventura.

Meta final en 3:45 y que para ir más rápido que en la Tebaida, quedamos en un puesto bastante peor. Solo queda los pinchos de chistorra y el sorteo donde me tocó 6 litros de rica leche navarra. Buenas sensaciones para subir 7 km más, que seguro que es por los analgésicos para la muela y no de los entrenos.

El próximo año no nos pilláis pajaritos, aupa aupa !!

LOS TEJOS OTRA VEZ... 3 de junio.

Pues otra vez en Tosande. Jueves y aprovechando que salgo un poquito antes del curro, vuelvo al valle de los tejos. La idea es salir por Ruesga, así que dejo el coche en el aparcamiento y a darle a las patas que esto promete. El día esta nubladillo, cosa buena en esto de correr y nada más llegar a la subida a los tejos, me emociono y tiro para la izquierda, para ver de nuevo los arbolitos. La subida dura, con bastontes y paraditas para ver los corzos que se cruzan.
Ya una vez en el mirador solo queda disfrutar de la bajada hasta el fondo del valle, así que a darle caña (y tres días de dolor de rodillas por "motivao").
Toca de nuevo subir hasta Recuencos desde donde se ve el embalse de Ruesga y el Parador de Cervera. tras media hora enfilo por el Camino de las Calicatsa llegando al pueblo.
Solo queda cruzar el río y tras pasar por las Canchas de Cirigolla, enlazar con la pista que la semana pasada me descubrio Álvaro por el Valle de Almanza y volver de nuevo al coche que ya está bien por hoy.
El solo queda, al final fueron 50´ más. Me temo que debo mirar con más atención el mapa para otra vez.
Que coño !! fue cojonudo.







MM de Ciudad Rodrigo. 30 de mayo.

Aprovechando el fin de semana en Salamanca, habrá que darse un salto a tierras farinatas para un medio maratón que me parece que no va a seguir la racha de mejorar los tiempos de las últimas carreras.

El día antes con Emilio y Juampa, entre jajajas y cañas el tiempo pasa rápido. Es hora de irse a casa o pasar de correr al día siguiente. Me inclino por la primera opción no teniendo muy claro cual es mejor para mí salud.

Madrugón para un domingo y con Carlos salgo para Santi Spiritus que es el pueblo de donde sale la carrera para finalizar en la Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo. Toca cortadito en un bar con una conversación animada con los fiesteros locales que llevan toda la noche dándolo todo. Uno de ellos pide un acuarius contagiado del ambiente deportivo pero rápidamente cambia por una cerveza no sea que con la mezcla le siente mal.

Bueno, la carrera con un calor bestial y con el objetivo de llevarla a 4´30´´ para mejorar la marca. Los últimos 1500m con tres rampas duras duras dan ganas de abandonarse pero aunque he ido algo más lento de lo que pretendía, veo que aun puedo mejorar la marca.
Cruzo la meta en 1:39:47, objetivo conseguido. Las bebidas de la bolsa del corredor duran 0,2"" y sorpresa, también hay un farinato que tendrá que esperar pero que tampoco dudará demasiado.




CAMARERO...!! UNA DE TEJOS. 25 de Mayo.

Martes de nubarrones y que si salgo que si no salgo. Bueno pues llamo a Álvaro que así quedando no me queda otra, que luego siempre me arrepiento. Que pasa Álvaro, ¿una carrerita por Tosande?
Pues a las seis salimos desde una pista que sale entre Cervera y Vado que sube paralela a las vías del tren. El campo esta guapisimo con el arranque de la primavera y con la tormenta a punto hay una temperatura muy buena. Llegamos en 20´a la senda marcada cruzándonos con las vacas cansadas de ver tanto paseante por esta zona. Llegamos a las hayas y después de unas fotucas empieza a ponerse durillo. Me pongo a paso rápido mientras Álvaro reduce a un trote cochinero que ya quisiera yo "pa" mí.
Espero que todo el que visite esta zona no se salga de la senda marcada, sería una pena que algún día no disfrutemos de un lugar tan espectacular por las malas artes de 4 degeneraos que no aprecian lo que tienen (además gratis).
Ya desde el mirador, bajada rápida por una alfombra de hojas que agradecen nuestras rodillas. Tampoco faltó los dos mastines de rigor, donde Álvaro demostró los capítulos vistos del Encantador de perros y para finalizar notita de Cristina en el coche invitándonos a la carrera de las trialetas a las ocho en Aguilar.
En total 12 km que dejan con más ganas, así que para la próxima semana repetiremos pero saliendo por Ruesga.





Páginas vistas en total