Media Maraton del Dulce (León)

    Ya ha pasado algunos días y alguna que otra salida al monte para "preparar" la Integral del valdecebollas. A 12 días de la visita a Fuentes Carrionas 55 km repartidos en tres salidas me dejan más que contento.

    El miércoles 10 km por el Monte de Bejar con su visita a la Fuente del Lobo, el jueves, el gran palizón que bien merecería una entrada a parte: Candelario - Presa de Navalmuño - circular de la Dehesa y vuelta a Candelario por la torre del Guarda Forestal. Total 25 km y tres horas y media de las que me sobraron 40 minutos y con las fuerzas justas para llegar al bar y recuperarme para llegar a comer a Salamanca.



   Llega el domingo y nos asomamos por Benabides de Orbigo, a la MM del Dulce. Me mentalizo de ir a un ritmo bajo en plan entreno, pero al final me engancho al globo de 1,40 y a 6 km pego el tiro para terminar a 1´35.



  Más contento que unas pascuas por bajar marca y un poco cabeza loca pues no me recuperé de la semana hasta el  miércoles siguiente. Total que quedan ahora 6 días para el día D y no he movido ni el huevo, así que esta vez si que lo veo bastante negro pero allí estaremos.

CRÓNICA PORTUGUESA (II): PLAYAS

  Después de unos días por el monte, ahora toca mar. Llegamos a Peniche. Paraíso para el surf y el kite y dos impresionantes playas.





El sitio promete si las condiciones fueran las buenas pero, todo sigue igual, no sopla na de na. Bueno siempre queda el turismo de plato puesto. Imprescindible comer en la zona del puerto, pescado fresco y precios buenos.
   Desde Peniche y a tan solo 20 km. no se puede dejar de visitar el pueblo medieval de Obidos y para completar la excursión no se puede dejar de ver  La Laguna. Un entrante de mar donde se puede practicar todo tipo de deportes o simplemente pasear por sus alrededores.



  Y ya pasaron tres días. Como colofón a esta zona, caminata por los impresionantes acantilados y bañito de no-surf con tabla de alquiler que por los precios merece la pena aunque solo sirva de flotador.

                            Más plato no puede estar.


Para terminar, última noche en Aveiro. Pueblo que merece la pena para un fin de semana de marcha, turismo, playas y kite si se deja con el tiempo. Nos quedamos en un bed an breakfast muy recomendable y de buen precio. Paseito en las barcas por los canales y de vuelta a casa que el peque está algo pachuchín.


Quedamos con ganas de más y volveremos más veces. Eso si que sople un poco por favor.

Crónica portiguesa: Sierra de la estrella. (I)

 Por fin. Vacaciones y el estreno de Manu de acampada a Monfragüe, se transforma por una jugosa semana por Portugal. Un poco de todo, montañas, payas, kite, surf, cultura, gastronomía,... un planazo.

Se que no debo pero la tentación puede y miro la predicción del tiempo. Vaya mierda, llevamos tres semanas de anticiclón y ahora nos va a caer la del pulpo.

Los dos primeros días los pasamos en la Sierra de la Estrella. Es parte del Sistema Central y gran desconocida para muchos. Tiene unos valles glaciales impresionantes y es el paraíso para la bici de montaña. Manu lo gozo dentro de la tienda, eso si, con un buen nudo en el saco para no perderse.

Páginas vistas en total