CRÓNICA PORTUGUESA (II): PLAYAS

  Después de unos días por el monte, ahora toca mar. Llegamos a Peniche. Paraíso para el surf y el kite y dos impresionantes playas.





El sitio promete si las condiciones fueran las buenas pero, todo sigue igual, no sopla na de na. Bueno siempre queda el turismo de plato puesto. Imprescindible comer en la zona del puerto, pescado fresco y precios buenos.
   Desde Peniche y a tan solo 20 km. no se puede dejar de visitar el pueblo medieval de Obidos y para completar la excursión no se puede dejar de ver  La Laguna. Un entrante de mar donde se puede practicar todo tipo de deportes o simplemente pasear por sus alrededores.



  Y ya pasaron tres días. Como colofón a esta zona, caminata por los impresionantes acantilados y bañito de no-surf con tabla de alquiler que por los precios merece la pena aunque solo sirva de flotador.

                            Más plato no puede estar.


Para terminar, última noche en Aveiro. Pueblo que merece la pena para un fin de semana de marcha, turismo, playas y kite si se deja con el tiempo. Nos quedamos en un bed an breakfast muy recomendable y de buen precio. Paseito en las barcas por los canales y de vuelta a casa que el peque está algo pachuchín.


Quedamos con ganas de más y volveremos más veces. Eso si que sople un poco por favor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ooooo

Páginas vistas en total