SUBIDA AL PICO MURCIA, 18 de julio.

Tras la resaca de la Integral del Valdecebollas y tras algún día de rodaje por Aguilar tocaba un paseíto por la montaña de la mano de Elvira y Álvaro, que como buenos conocedores del entorno nos cambiaron el Curavacas por el Pico Murcia. Buena elección, inmejorables vistas y el deseo de Marta de ver un corzo por fin cumplido. Aunque según Álvaro, no cuenta porque el pobre estaba sarnoso perdido.





La salida comienza en Cardaño de Arriba y por una pista sube poco a poco por el valle que sale a la izquierda. Ya dentro de este valle vemos en toda su pendiente el pico Murcia al que ascendemos siguiendo dos tramos de zetas con las que conseguimos altura en poco tiempo.


La cima a 2358 m. y con un día muy despejado, nos lo tomamos con calma y aprovechamos para descansar y hacer planes para futuras salidas, pues desde este punto se puede organizar caminatas para tenernos un par de años sin parar.




La vuelta la hacemos rodeando el valle por la derecha a través de la cresta para finalmente caer de nuevo a Cardaño de Arriba, siguiendo la teoría del camino más corto es la línea recta. Después de resbalones, pedregales, arañazos … llegamos al coche.


Nos vamos hacia Camporredondo en busca de nuestro merecido premio: jarritas de cerveza con limón y picoteo. Chao.

INTEGRAL DEL VALDECEBOLLAS 2010


Muchos nervios la semana previa y por fin llega el 4 de julio. Las 6:00 am y ya estoy dando vueltas por la casa. Repaso del material y a despertar a mi hermano para que me acerque hasta Barruelo. Según salimos a 7 km vemos un accidente de un coche que atropella a un corzo, mala suerte para el pobre bicho y para los del coche que también madrugaron para la carrera.

Ya en el pueblo ambientazo total con la gente recogiendo los dorsales. Cafetito y a la salida. Allí me encuentro con Carmelo pero no volveré a verlo hasta 7 horas después, cómo vuela, pa mí que no solo son las 2xu.



Cronica paso a paso:

PISCINAS (5800):
Estos primeros km no los conocía porque al ver el perfil parecía un mero trámite, pero pese a que no tiene gran desnivel, es un sube y baja con mogollón de embudos y una zona de escombreras de carbón que recuerda más a Lanzarote que a Fuentes Carrionas. Total, no tengo ritmo y empiezo a pensar que es la parte más fácil y ya voy petao. El cuádrices empieza a dar avisos. No me lo puedo ni creer, y aún estamos en el km 3. Pues eso, como no me lo creo, pensamiento positivo y al ataque que me espera Manu en el 28, dejarlo antes ni de coña.


MATA DEL FRAILE (10800):

Empezamos la subida y me uno a un grupito de 6 corredores. Hace dos semanas pasé por esta zona y estaba totalmente encharcada, ahora no está mucho mejor, pero vamos poco a poco y las sensaciones van mejorando. Ya estoy en Brañosera y empieza a ponerse la cosa más fina. Menos mal que vamos a la sombra por un bosque impresionante. Como la idea es no hacerse el fuertote saco los bastones que para algo voy cargado con ellos.

CHOZO DE PAMPORQUERO (16600):
Justico de fuerzas y encima me desvio. Menos mal que un corredor que estaba más atento pasa de mí y va por el camino correcto. Pues a corregir y "pa lante". A 200 metros nuevo control donde reponer fuerzas y controlar como vamos para el tiempo de corte. Calculo que lo pasaré con media hora por delante, así que a dosificar que queda lo mejor.

EL TORREÓN (21150):
Llego justo a las 11:00, así que me lo tomo con algo de calma. Las vistas inmejorables del Parque de Fuentes Carrionas y ni rastro de Quico que marchó 10 minutos antes. Cachis yo que esperaba una foto de cima. No me va a quedar otra que seguir corriendo. Como voy mejor de lo esperado, empiezo a fantasear con que mi meta va a estar más lejos de la Collada.

Ahora toca la zona de menos desnivel, pero con un firme desastroso, lleno de lajas que hacen la carrera muy lenta y de mucha precaución por los tobillos.

Kilómetro 27 y solo queda uno más cuesta abajo para encontrarme con el peque que me espera en el avituallamiento. Fuerte desnivel donde las rodillas se quejan pero aguantan.


LA COLLADA (28500):

Hasta aquí, objetivo cumplido, pero va a ser que no, que aún puedo dar guerra. Me paso casi 15 minutos con la familia, hasta que Carlos me dice: Lárgate ya, ahora que puedes. Pues nada, salimos para Salcedillo, unos 4 km por zonas de pasto donde me llevo de propina dos torceduras sin consecuencias.



SALCEDILLO (31200):

Estos 4 km cuesta abajo me han pasado más factura de lo que pensaba, si me lo cuentan en la Collada no me hubiese creído que ahora estaría así. Así que más gominolas, más sandía, mucha agua y de nuevo con fuerzas.

Tomo la decisión de dejar la mochila y los bastones. La mochila vale, pero con los bastones la preparé bien gorda.

Toca la primera subida. Hace 5 días este sector lo pasé a trote rápido sin problemas, hoy puedo andar rápido y gracias. Salgo del bosque casi a la altura de los molinos y me encuentro a uno de la organización que me indica que ahora toca para abajo. Menos mal, a correr de nuevo. Me controlo con el GPS y veo que estoy en tiempo. Continuo convencido de que llegaré pero me queda la última subida (a partir de aquí la pasaremos a llamar: "la cabrona infinita ") .


VALVERZOSO (37400):
Pues a luchar con lo peor. Pregunto cuántos han pasado en el último control y me dicen que 50. Me motivo mogollón pero ahora sufro hasta andando, ni pensar en correr. Los bastones, los bastones, los bast.... Voy tan lento que otro corredor al que llevaba un buen trecho me adelanta y eso que también va caminando. Pronto le pierdo de vista. A este paso no sé como no aparece nadie más detrás. Más tarde me entero de que de 90 solo entramos 54.
Con un calor del quince llego por fin a los molinos y sintiendo la meta a 2 km.


LA ESCALERILLA (40500):

Algo de agua en la fuente de la Escalerilla y de nuevo cuesta abajo. A correr que no queda nada. Algún despiste y algún tropezón y entro en el pueblo.


META (42200):
6:40 horas, casi 5000 metros de desnivel acumulado y con mejor cara de la esperada veo junto al hinchable a los mios. El cansancio ni se nota, mucha alegría. Mi apuesta era 10 a 1 y mira tú gano el 1.



Después de la ducha a la comida organizada en el Barrio de San Pedro. Por allí anda Amaya y Carmelo. El tío se marcó un tiempazo, entrado en el puesto 15, con razón no podía seguirle el día que corrimos juntos.

Felicitar a Club de Montaña La Escaleriila. Gran carrera, espero que se repita muchos años.



Páginas vistas en total