CASCO, CASCO, CASCO.

Manu empieza a preocupar. Una cosa es que me mole que le guste la bici y otra que cuando se despierta por la mañana, en vez de pa pan y agua, dice insistentemente "casco casco" tocandose la cabecita.
Así que vamonos de paseito. Empezamos con la subida a los pinos de detrás de casa y terminamos en el embalse despues de cruzar la carretera que va a Cervera.
Espero que no tarde mucho en pasar por la moto de plástico, el triciclo y finalmente la bici, porque a este ritmo lo pongo a bajar peso, que va a dejar "baldao".

SUBIDA A PEÑA DE LA CRUZ. 20 de mayo.

Como cada jueves, toca carrera por la zona de Guardo. Esta vez la Peña de la Cruz, donde están los repetidores de Velilla. Comienza por una pista que llega hasta las canteras para luego coger un desvío a la izquierda. Aquí comienza el tramo duro durante un kilómetro, así que por muchos bastones que tenga, no tengo más remedio que dejar de correr. Una vez superada esta zona, volvemos a darle caña hasta la cima. Ya arriba tenemos una vista bien chula de la sur del Espiguete aún nevada a finales de mayo.
Ahora solo queda bajar y me decido por la cara Noroeste, cuidando de ver donde piso, ya que correr pone los cinco sentidos a prueba.
La próxima vez con más tiempo, se intentará hasta Peña Mayor.



A CORRER CON LA QUE ESTÁ CAYENDO.

Otro jueves más y esperando la vuelta a Aguilar tengo un ratito para salir a correr. Hay pocas ganas ya que hace un frío que pela, pero cuando la cabra tira al monte ... Subo por San Miguel y cojo una pista nueva que va rodeando el monte al otro lado del río frente a la térmica. Parece que caen cuatro gotas y ya voy llegando a Velilla, así que la idea de volver por los Campos de la Peña, va a tener que retratarse.
Ya de vuelta por la carretera no puedo creer que esté nevando a 13 de mayo!!

RODEO A LAS TUERCES - 11 de mayo.

Ya hace un mes desde mí primera carrera por la zona de las Tuerces y me quedé con ganas de plantearla un poco más en serio, pues el recuerdo de la última vez no fue nada bueno. Como resumen decir que tarde más de una hora al tiempo previsto por ir improvisando cualquier caminillo que se me cruzaba. Terminé andando, sin comer a las cinco de la tarde y con Marta algo preocupada.
Por eso esta vez me acerqué en coche hasta Villallano y cogiendo una pista, subí a la zona más elevada y dejando el pinar a la izquierda llegué hasta el Castillo de Gama, para luego pasar por las zonas de escalada del Castillo y Recuevas.
Finalmente ya en la carretera en 15 minutos estaba de nuevo en Villallano , esta vez sin ningún imprevisto. Así que toca comer que son las cuatro y Manu a punto de despertar.
Una pena las fotos, que entre el día feo y que son de movil no quedaron muy bien.





APROXIMACIÓN AL KM. VERTICAL. -1 de mayo.

Y ya van dos. Esto de llamarlo aproximación que conste que me lo enseñó Álvaro. Una forma elegante de decir que no logramos acabar lo que la noche antes, un poco chispas y muy motivados planeabamos para el día siguiente.
Bueno al tema. Dentro de un par de meses tiene lugar la carrera del KM VERTICAL AL TORREÓN desde Brañosera (1200m.) hasta la cima del Valdecebollas (2139m.). En más o menos 8 km. Así que al día siguiente me subo con Carmelo a darle un tiento.
Nos quedamos a una cota de 1800 metros y dejé a mí compa con ganas de llegar. Que bien me vino la excusa de decir que llegaba a casa antes de las 11:00 pues yo estaba ya medio muerto. Eso si, la vuelta también corriendo, que eso ya no cuesta tanto.
www.torreon.branosera.com
Bueno la ruta en el Wikiloc quedará pendiente para el próximo ataque.



III TEBAIDA BERCIANA -25 DE ABRIL.


Muchos años han pasado desde que con cuatro duros y el seat panda amarillo (comecocos) de Berna, salíamos los fines de semana, para conocer nuevas zonas de escalada.Casi siempre llegábamos a las tantas con la única intención de estirar el saco y dormir hasta el día siguiente. Lo bueno empezaba por la mañana cuando descubrías el sitio donde habías ido a parar y te daba un subidón visual que no tenía precio.
Y así fue este fin de semana pasado. Llegamos a las once de la noche del sábado y por la poca luz que daba la luna ya se intuía la belleza del Valle del Silencio. Así que saco, frontal, un poco de lectura y a descansar que mañana es el día grande.
Ya por la mañana con un ambientazo total, fuimos a por los dorsales y nos preparamos para nuestra primera carrera de montaña.
En definitiva, muy contento por acabarla en un tiempo de 2:45 y con ganas de lanzarnos a por la siguiente que no tardará mucho. Felicitaciones a la organización que marcó un recorrido muy chulo.



Páginas vistas en total